viernes, 12 de agosto de 2011

El 'parto' de los plesiosaurios, reptiles marinos del Cretáceo

Los restos que se han encontrado en diferentes partes del mundo de los plesiosaurios, los grandes reptiles que habitaron los mares durante el Mesozoico, han ayudado a conocer muchas de sus características, pero no habían logrado dar pistas sobre cómo se reproducían aquellos gigantescos depredadores.

Ahora, una investigación llevada a cabo por F. Robin O' Keefe, de la Universidad de Marshall, y Luis Chiappe, director del Museo de Historia Natural de Los Ángeles, ha logrado averiguarlo gracias al fósil de una hembra que tenía en su interior un embrión. Los plesiosaurios, pues, eran vivíparos y tenían una sola cría en cada 'parto', que era de un tamaño considerable.

El ejemplar fue encontrado en 1987 por unos granjeros de Kansas, según explica Chiappe a ELMUNDO.es, pero hasta ahora no había sido estudiado con profundidad, pese a encontrarse expuesto en el hall del Instituto de Dinosaurios del Museo, donde es visitado por miles de personas.


Recreación del 'parto'.|'Science'
Recreación del 'parto'.
'Science'
Se trata de un plesiosaurio de hace 78 millones de años, adulto, de la especie 'Polycotylus latippinus', que medía 4,5 metros de largo. Los restos estaban incrustados en 12 bloques separados. "No me extraña que haya pasado desapercibido el embrión hasta ahora porque los bloques estaban colocados sin control de su posición", comenta Luis Alcalá, director científico de la Fundación Dinópolis.

Fue al hacer un análisis exhaustivo, cuando Chiappe y su colega descubrieron que algunos de los huesos no eran del ejemplar adulto, sino que había costillas, unas 20 vértebras, hombros, caderas y otros huesos que pertenecían a un ejemplar más pequeño. Aunque, otros repiles marinos de la época (como los ictiosaurios y los mosasaurios) ya daban a luz a sus crías, esta es la primera evidencia de que los plesiosaurios, un orden superior, también eran vivíparos, según publican esta semana en 'Science', lo que pone fin al misterio sobre su reproducción.

Comportamiento maternal

El hallazgo, además, ofrece otro dato interesante: estos reptiles gigantescos (llegaron a medir 22 metros) 'parían' a un vástago que era bastante grande en el momento de su nacimiento. "No sólo hemos averiguado que no ponían huevos, sino que el tamaño de esa cría única sugiere que habrían cuidado maternalmente de ellas después de que nacieran y que tendrían comportamientos sociales complejos, como la formación de grupos", señala Chiappe.

Esta hipótesis coincide con lo que ocurre hoy con muchos animales que paren crías de un tamaño grande y también tienen cuidados maternales con ellas, pero es nuevo en reptiles. "Especulamos que, a la hora de reproducirse, los plesiosaurios pudieron haber exhibido comportamientos similares a los de las ballenas o los delfines, que son mamíferos",

Los plesiosaurios se extinguieron hace 65 millones de años, junto con los dinosaurios, sin dejar descendencia, pese a que en el Mesozoico fueron animales muy comunes.

El fósil encontrado en Kansas estaba muy completo, a excepción de partes del cuello y la cabeza de la madre. Actualmente se expone en el Museo, donde hay más de 20 montajes completos de dinosaurios y de criaturas del mar del Jurásico. "Este ejemplar es uno de los más significativos que se pueden admirar. Estamos orgullosos de que el Museo de Historia Natural tenga estos materiales accesibles tanto a los científicos como al público", comenta Chiappe.

El experto español, Luis Alcalá, echa de menos en este trabajo "un estudio tafonómico del fósil y una recuperación más profesional, paleontológicamente hablando".


Fuente: elmundo.es