miércoles, 31 de agosto de 2011

Vinculan la peste negra de la Edad Media con una enfermedad actual

Una versión mucho menos virulenta de la bacteria que provocó la peste negra, la devastadora pandemia que mató a un tercio de la población de Europa en el siglo XIV, todavía existe en la actualidad, según un estudio publicado este martes.
 
Pruebas de ADN de esqueletos de víctimas de esa terrible enfermedad, hallados en una fosa común en un cementerio medieval de Londres, revelaron parte de la misma secuencia genética que la peste bubónica moderna, a pesar de sus atributos diferentes.

"Al menos esta parte de la información genética ha variado muy poco en los últimos 600 años", señaló Johannes Krause, uno de los autores del estudio, publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) de Estados Unidos.

"Sin lugar a dudas el agente patógeno conocido hoy como (Yersinia) pestis fue también la causa de la peste (negra) en la Edad Media", añadió.

La peste negra mató a un tercio de la población de Europa en sólo cinco años desde 1348 hasta 1353, pero los brotes modernos han sido mucho menos mortales.

Un brote en Mumbay, India, en 1904, por ejemplo, mató a tres por ciento de la población a pesar de que ocurrió antes del descubrimiento de los antibióticos.

Para el estudio, realizado por el Instituto de Arqueología Científica de la Universidad de Tubingen en Alemania, y la Universidad McMaster en Canadá, los investigadores extrajeron el ADN de 109 esqueletos de una fosa común en el cementerio de East Smithfield, en Londres.

Al comparar el ADN con el de 10 esqueletos excavados de un sitio anterior a la peste negra, los investigadores pudieron demostrar que no había sido contaminado por material moderno genético o bacterias del suelo.

Los autores sostienen que la versión de la bacteria que causó la peste medieval probablemente se haya extinguido, pero sugieren que nuevas investigaciones podrían revelar cómo pudo haber evolucionado hasta convertirse en una cepa menos virulenta.

La peste negra, que afecta tanto a animales como a humanos, es causada por la bacteria Yersinia pestis, que los roedores contagian a los humanos a través de pulgas infectadas.

Esta noticia fue publicada por el diario mexicano La Jornada.