domingo, 2 de octubre de 2011

El relieve terrestre (Adaptación curricular)

1. La estructura interna de la Tierra
Si hiciéramos un corte a la Tierra, podríamos distinguir tres grandes capas:
• La corteza es la capa más externa. Es delgada y sólida.
• El manto es la capa intermedia. Algunos de sus materiales están fundidos y forman el magma.
• El núcleo es la capa más profunda. Está formada por materiales pesados (hierro y níquel) a altas temperaturas.


2. Los océanos y continentes
En la corteza terrestre se desarrolla la vida. La mayor parte de la corteza se encuentra cubierta por los océanos, mientras que otra parte está emergida: son los continentes e islas.
Los océanos ocupan el 71% de la superficie y son cinco:
• El océano Pacífico baña América, Asia y Oceanía.
• El océano Atlántico baña Europa, África y América.
• El océano Índico baña África, Asia y Oceanía.
• El océano Glacial Antártico rodea la Antártida.
• El océano Glacial Ártico rodea el Polo Norte.
Hay seis continentes, que ocupan el 29% restante de la Tierra. Son: Asia, América, África, Antártida, Europa y Oceanía.


3. La formación del relieve 
La Tierra no ha tenido siempre el mismo aspecto externo, porque a lo largo del tiempo se han formado montañas e islas y han desaparecido otras. La formación del relieve
se debe a diferentes agentes, que siguen activos en la actualidad.

Las placas tectónicas
La corteza terrestre está fracturada en piezas, como si fuera un rompecabezas, que se llaman placas tectónicas. Estas placas se hallan en constante movimiento, aunque apenas lo percibamos.
A veces, chocan entre sí, una placa pasa por debajo de otra y eleva y deforma los materiales de sus bordes. Así se han formado grandes cadenas montañosas, como el Himalaya.

Los pliegues y las fallas
Algunas veces, los movimientos de las placas provocan fuerzas internas en la Tierra que deforman la corteza terrestre:
• Si las fuerzas actúan sobre materiales elásticos, la superficie de la Tierra se ondula y se forman pliegues.
• Si las fuerzas actúan sobre materiales rígidos, la corteza se rompe en bloques. Unos bloques se hunden y otros se elevan.
Estas fracturas se llaman fallas.

Los volcanes
Los volcanes son grietas de la corteza terrestre por las que salen al exterior materiales del interior de la Tierra muy calientes.
Las erupciones volcánicas pueden formar altas montañas, conocidas como conos volcánicos (es el caso del Kilimanjaro, en África), e islas (es el caso de las islas Canarias).

Los terremotos o seísmos
Los terremotos o seísmos son bruscos temblores de la corteza terrestre. Están provocados por los movimientos de las placas y las fallas o por las erupciones volcánicas.
El lugar del interior de la Tierra donde se originan se llama hipocentro, y el punto de la superficie más próximo al hipocentro es el epicentro. Su magnitud se mide con la escala de Richter.

4. La modificación del relieve
El relieve, una vez creado, no permanece invariable, sino que se va transformando. Las fases de transformación del relieve son las siguientes:
• La erosión, que es el desgaste, la fragmentación o la disolución de las rocas.
• El transporte, que consiste en el arrastre de los materiales erosionados.
• La sedimentación, que es la acumulación de los materiales erosionados y transportados.
La modificación del relieve se debe a la acción de distinos agentes externos: la temperatura, el viento, el agua y los seres humanos.

La temperatura
La temperatura actúa de diferentes maneras sobre el relieve.
En las zonas con grandes contrastes térmicos, como las montañas y los desiertos, los cambios bruscos de temperatura entre el día y la noche rompen las rocas.
Además, en las zonas húmedas, el agua se filtra por las grietas de las rocas y, cuando se congela, las rompe. En las zonas secas, el calor dilata las rocas y también las puede fragmentar.

El viento
El viento transporta pequeñas partículas de tierra que, cuando chocan contra las rocas, las van desgastando. Después, deposita estas partículas formando dunas.

El agua
La acción del agua puede modificar el relieve de distintas maneras:
• Puede disolver algunas rocas, como las calizas, y formar cuevas.
• Los ríos erosionan los terrenos que atraviesan y pueden formar valles y cañones. La erosión de los ríos es mayor en su curso alto.
• El agua del mar desgasta las costas y el fondo marino y forma acantilados y playas.

La acción de los seres humanos
Las personas modificamos profundamente el paisaje. Por ejemplo, allanamos tierras para construir o cultivar, excavamos túneles, hacemos playas artificiales, etc.


5. Las formas del relieve terrestre
El relieve de la superficie terrestre se organiza en tres categorías: relieve continental, relieve costero y relieve submarino.

El relieve continental
Las principales formas del relieve continental son:
• Las montañas, que son terrenos elevados y de gran pendiente.
Pueden estar aisladas o agrupadas en sierras o cordilleras.
• Los valles, que son terrenos bajos situados entre montañas.
• Las llanuras, que son zonas llanas de poca altitud.
• Las mesetas o altiplanos, que son extensas llanuras situadas a cierta altitud.
• Las depresiones, que son zonas hundidas situadas a menor altitud que las tierras que las rodean.

El relieve costero
En la costa o litoral se pueden encontrar las siguientes formas de relieve:
• Las islas, que son porciones de tierra rodeadas de agua por todas partes. Un conjunto de islas próximas se agrupan en un archipiélago.
• Los cabos, que son promontorios que penetran en el mar.
• Los golfos, que son entradas del mar en la costa.
• Las penínsulas, que son porciones de tierra rodeadas de agua por todas partes salvo por el istmo, que las une al continente.
Las costas pueden ser altas y bajas. En las costas bajas predominan las playas y en las costas altas, los acantilados.

El relieve submarino

Las principales formas del relieve submarino son:
• Las plataformas continentales, que son terrenos próximos a la costa de escasa profundidad.
• Las llanuras abisales, que son extensas llanuras situadas a gran profundidad.
• Los taludes continentales, que son zonas de mucha pendiente que enlazan las plataformas continentales con las llanuras abisales.
• Las dorsales oceánicas, que son grandes cordilleras sumergidas.
• Las fosas marinas, que son grietas profundas en las llanuras abisales. 
Interpretar un mapa físico

Resumen