jueves, 4 de agosto de 2011

Cráneos de la Cultura Paracas

Una de las características más singulares de la Cultura Paracas (siglo V a.c. y predecesora de la más conocida Cultura Nazca), son los restos óseos conservados y entre los que destacan los cráneos deformados mediante una práctica aplicada a los recién nacidos que suponía el entablillamiento de la cabeza y que representaría un signo del alto estatus social.
En la Cultura Paracas, en especial en la etapa Paracas Necrópolis, es característica la DEFORMACIÓN CRANEANA.
 
La deformación craneana es una práctica, que como la TREPANACIÓN se ha realizado en diferentes culturas, incluido el Viejo Mundo.

En teoría se lleva a cabo para diferenciar a unos individuos de otros, pertenecientes a un mismo grupo racial. Su función original pudo, por lo tanto, obedecer a la búsqueda de mostrarse distintos los pertenecientes de un grupo aristocrático frente a otro de rango social inferior
Con el tiempo la deformación craneana pudo “devaluarse” y encarnarse socialmente al margen de tener un significado específicamente de distinción.

 La deformación craneana fue ejecutada buscando DOS FORMAS BÁSICAS:

1) Craneos alargados
2) Craneos anchos