domingo, 4 de septiembre de 2011

El espacio físico: el medio natural

1. La Tierra se divide en placas:

Según la teoría de la tectónica de placas, la corteza de la Tierra está formada por placas tectónicas, que se desplazan muy lentamente. En su desplazamiento, las placas chocan, se separan o incluso se superponen, provocando la aparición de nuevas formas del relieve o la destrucción de una parte del ya existente.


En las zonas de contacto entre las placas pueden producirse volcanes y terremotos:
  • Los volcanes son aberturas o grietas en la corteza terrestre a través de las cuales salen al exterior materiales muy calientes que se encuentran en el interior de la Tierra.
  • Los terremotos o seísmos son temblores de tierra causados por la fractura y el desplazamiento de rocas en el interior de la Tierra. Cuando se producen en el mar pueden originar maremotos o tsunamis.
2. La influencia de las formas del relieve:


El relieve hace referencia a las desigualdades que presenta la superficie terrestre. Las principales formas del relieve continental son: las montalñas, las mesetas, las llanuras y las depresiones o cuencas.



La mayoría de la población mundial vive en áreas llanas y situadas por debajo de los 500 m de altitud.
El ser humano intenta aprovechar las ventajas que le ofrece el relieve y corrige en la medida de lo posible las condiciones desfavorables, construyendo puntes, túneles, terrazas o bancales.
Pero todas estas acciones modifican intensamente el relieve y pueden provocar importantes problemas medioambientales.


3. Las aguas:

El agua cubre más del 70% de la superficie terrestre. Sin embargo, solo un 2.5% es agua dulce, y menos de un cuarto del 1% del total está disponible para el consumo.
Las aguas están en circulación permanente. Es lo que se conoce como ciclo del agua.



 
Los océanos


Son grandes masas de agua salada. Está en constante movimiento impulsada por las corrientes marinas, grandes flujos de agua que se desplazan a modo de ríos por los océanos. Se distingue entre corrientes cálidas y frías.
Las corrientes influyen en el clima y afectan a la productividad de las aguas.



Los ríos


Son corrientes continuas de agua dulce. Los principales desembocan en el mar o en un lago; los afluentes vierten sus aguas en otros ríos. El territorio drenado por un río principal y sus afluentes constituye la cuenca de drenaje.


El caudal de un río es la cantidad de agua que lleva. Las variaciones en el caudal de un río a lo largo de un año determinan su régimen fluvial, puede ser regular o irregular.




Los lagos


Son masas permanentes y cerradas de agua que ocupan zonas hundidas de la Tierra. Cuando es muy pequeñp recibe el nombre de laguna.


Suelen ser de agua dulce, pero también pueden contener agua salada, son los denominados mares interiores.


Las aguas subterráneas


Casi el 25% del agua continental se encuentra debajo de la superficie terrestre. Constituyen la principal reserva de agua potable. Fluyen como ríos subterráneos, formando depósitos llamados acuíferos.


4. El agua y la ocupación humana:


El agua es indispensable para la vida. La distribución del agua en la Tierra es muy desigual. Para resolver estos inconvenientes se realizan obras hidráulicas, que causan un importante impacto medioambiental. El crecimiento de la población conllevan un aumento alarmante del consumo y de la contaminación del agua.


Practicar: cómo leer un mapa físico


5. Las zonas climáticas:

1. Tiempo y clima.

2. Distribución geográfica de temperaturas y precipitaciones.

3. Climas cálidos.

4. Climas templados.

5. Climas fríos.

6. El clima y nuestra vida:

La Tierra es el único planeta del Sistema Solar que reúne las condiciones necesarias para la vida.

  • Se encuentra a una distancia adecuada del Sol.

  • La atmósfera es la capa gaseosa que rodea la Tierra.

  • En la superficie de la Tierra existe agua líquida.

El clima más favorable de las zonas templadas hace que alberguen a más del 70% de la población mundial.

Practicar: Cómo elaborar un climograma